martes, 22 de mayo de 2012

¡Gracias!




Decir que estoy orgullosa es poco. Me siento muy, muy pero que muy digna de que los profesores que educan y enseñan a mis hijos en la Escuela Pública hayan secundado masivamente esta reivindicación, y de que muchos padres decidieran apoyarla tambien no llevando a sus hijos a clase.
Es cierto que tenemos un futuro muy negro. Demasiado oscuro, y como madre me surgen muchas preguntas acerca de qué es lo que podré ofrecerles a mis hijos el dia de mañana. Porque no es solo la Educación lo que está en juego, es la Sanidad Pública, es poder mantener tu puesto de trabajo y seguir afrontando los gastos básicos a fin de mes. Es seguir siendo contable sin serlo para que a tus hijos no les falte una mesa donde comer cada día. Y es seguir manteniendo la sonrisa pese a que el panorama se muestre muy oscuro.

Pero hoy, sé que mis hijos tienen como ejemplo a sus maestros y sé que la frase de “Profe, yo también te apoyo” que han lucido en sus camisetas tiene más sentido que nunca, más razón de existir.

Hoy me siento digna de pertenecer a la comunidad en la que vivo, porque mis amigas de la “escuela”, mis vecinas y hasta mi madre hemos aportado nuestro pequeño granito arena. Y hoy la frase de “no vamos ha conseguir nada” ha quedado relegada por la de “¡juntos podemos!".

Daros con este escrito las gracias a todos. Porque como dice el refrán: “Si una puerta se cierra, se abre una ventana”. Y hoy hemos abierto los ojos de muchos hermanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada