miércoles, 26 de diciembre de 2012

El trueque y Plaza Castilla




Un día, un grupo de madres, cansadas de oír tanto la frase “cómprame esto, cómprame lo otro”. Y cansadas además de sucumbir a la propia sociedad capitalista promovieron crear una actividad para inculcar otros valores a sus hijos. Así fue como la idea fue tomando forma hasta crear el Mercadillo delTrueque.

Y de aquel primer año, de la experiencia y de las sensaciones, se gestó el germen para la segunda edición. Y es que hasta las propias organizadoras no sabían muy bien qué pasaba porque todo se materializaba para que el objetivo saliera perfecto.

La segunda edición de esta forma antigua de cambiar cosas se ha plasmado en una nueva manera de relacionarse entre la comunidad. Ya que el día 23, la plaza de Castilla se convirtió en el punto de encuentro de niños, padres y abuelos, de comerciantes y clientes, de instituciones y ciudadanos. Todos dispuestos a pasar un día inolvidable y sobre todo a enseñar una de las lecciones más importantes: La cooperación.

Fue un día intenso lleno de emociones y experiencias que todos los vecinos de la zona nueva de Altabix pudo compartir. Desde las 8 de la mañana, ya estaban los papás organizando la infraestructura de los puestos y de los stands. Y es que fueron más de 40 niños los que, ubicados en su lugar, aprendieron a negociar con sus propias reglas, con sus deseos y sus necesidades. Sin embargo, los padres debían aceptar las normas del trueque y mantenerse ajenos a las negociaciones de sus hijos, aunque algunos lo aceptaron más que otros. Y así, tanto progenitores como niños aprendieron el valor del trueque por necesidad y pretensión y no a cambio del dinero. Y aunque el trueque existe desde tiempos inmemorables, a todos los participantes, aún contaminados por ese frenético consumismo, les costó asimilar algunos tratos. Pero aún así, fue una experiencia enriquecedora para muchos e incluso los adultos pidieron que en la próxima edición se pudiera intercambiar cualquier cosa además de juguetes.



La jornada se desarrolló con la armonía propia de un ambiente dispuesto a compartir y a colaborar con todas las actividades. Además, los comercios de la zona, que tan dispuestos estuvieron a participar recogieron más de 500 kg de comida para entregar a Cáritas a cambio de regalos y descuentos de sus establecimientos, pero también esos juguetes de los que muchos se desprendieron para dar paso a los nuevos, fueron a La Cofradía El Lavatorio para los niños más desfavorecidos.Asimismo, hubo un punto de recogida de tapones para ayudar a esas personas que necesitan ayuda y la que reciben no es suficiente.

Entre las acciones educativas cabe resaltar a las AMPAS del Clara Campoamor y del Pla, ya que el primero recogió libros para el colegio y el segundo material escolar. Y también agradecer a los profesores del Clara Campoamor que estuvieron allí, con un taller de instrumentos musicales compartido por todos sus alumnos y enseñándoles a trabajar en equipo y a reciclar.

Hasta hubo momentos para disfrutar con los animales y aprender de ellos. Y tampoco faltó la dedicatoria a  esos abuelos que tanto y tanto ayudan a sus hijos y a sus nietos. Porque en el taller “No nos olvides” los nietos les pidieron a su mayores que les cantaran villancicos a cambio de una rosa. Y también estuvo presente una red laboral donde todos los vecinos del barrio dieron a conocer su actividad profesional para el resto y así promocionarse.

La II edición del Mercadillo del Trueque fue bonita porque en un mismo escenario hubo solidaridad, compañerismo, amistad, cooperación y magia. Lo que más abundaba por el mercadillo era la magia que hizo posible este momento compartido. Y sobre todo ese día se pudo plasmar algo muy importante: Que entre todos, se puede.


Raquel, Maite e Inma

viernes, 30 de noviembre de 2012

II Edición Mercadillo del Trueque





Dicen que la palabra obedece y que el ejemplo guía. Y ojalá con nuestro ejemplo los niños del mañana aprendan a valorar, a sentir y a comprometerse con el mundo en el que viven.
Somos tres utópicas que han conseguido hacer un sueño realidad
. Sí, ya me dijeron una vez que las utopías sí existían, que solo era cuestión de mirar hacia delante y seguir el camino mientras tu corazón te guía por los senderos que tú realmente has escogido.
Y hablo de la II edición del Mercadillo del Trueque. Y hablo de sueños, de quimeras y de un mundo mejor que sí es posible. Ya poco importa que el día 23 de diciembre todo este más o menos listo. Porque lo que realmente ha importado es este camino que hemos seguido y lo más hermoso es la gente que hemos encontrado en él. Siempre con su mano tendida para ayudarnos, algunos, tan locos como nosotras, tan dispuestos a acompañarnos.
Maite, Raquel y yo, no solo os esperamos el día 23 si no que además queremos que la lectura de todo este proyecto sea explícita para todos y de fácil lectura: “Juntos podemos conseguir lo que solo soñamos por separado”.
Os esperamos a todos y a cada uno de vosotros para compartir la ilusión y la magia con la que nosotras hemos tenido el privilegio de ser tocadas.
El Mercadillo del Trueque, en su segunda edición, es más que un evento un día cualquiera es la representación de la convivencia necesaria entre todos los habitantes de este mundo.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Hago huelga por dignidad




A veces las huelgas hay que hacerlas por dignidad, decía Pablo Iglesias. Una frase que en estos momentos cobra un importante significado en el contexto en el que vivimos. ¿Qué dignidad tenemos los ciudadanos hoy? Ninguna. Porque hemos aceptado sin más el dejar las riendas de nuestra vida en manos de personas que ni si quiera entienden el significado de vivir, ni saben qué sienten esas familias que lo han perdido todo y que ahora la palabra futuro no significa esperanza si no desazón y amargura.

Tenemos que demostrar a esas personas que nos prometieron futuro y no han dado retroceso social que ni somos tontos ni marionetas. Que de nuestro esfuerzo y sacrificio se saca a un país hacia delante, pero que no se nos saquea ni se nos humilla en aras del beneficio personal de esa estirpe que se hacen llamar políticos.

Pero yo, no solo hago la huelga por dignidad. Si no que he tomado el compromiso fiel de hacer algo por mi vida y la de los míos. Y es cambiarla. El próximo 14 de noviembre secundaré el paro, no consumiré y saldré a la calle a mostrar mi descontento con esa política basura que hoy gobierna España. Pero además, haré lo posible por nutrir mi barrio y mi comunidad. Y ofreceré mi ayuda a quienes lo necesiten, en mis posibilidades y más allá de ellas. Y que nadie nos haga pensar diferente, ni separarnos con el individualismo que embriaga a esta sociedad. Porque yo no voy a ayudar a España, voy a tender la mano a mi compañero, a mi amigo y a mi vecino y su mano seguirá el mismo ejemplo que la mía. Y sí señores políticos, nuestro esfuerzo, nuestro cambio, nuestra unión y nuestro sacrificio irán en un único sendero y en una misma dirección. Con la única intención de crecer y vivir en un país donde TODOS tengamos las mismas oportunidades, los mismos derechos y los mismos deberes.

A veces las huelgas hay que hacerlas por dignidad y por tomar conciencia de que el mundo en el que vivimos necesita que todos aprendamos a convivir. Y que esos a quienes llaman el Mercado sepan que somos personas y no números. Por que nuestra unión si es una gran unidad capaz de TODO, incluso de cambiar el mundo.

martes, 16 de octubre de 2012

Soy una madre antisistema y radical




Queridos representantes del gobierno que no me representan. Si deciden considerarme como una madre “antisistema y radical”, háganlo. Les doy mi permiso. Ya poco me importa cómo puedan calificarme unas personas que no tienen ningún escrúpulo en acabar, a golpe de tijera, con el desarrollo y el progreso de un país en aras del beneficio de unos pocos. Pero no voy a extenderme más de lo necesario en sus actuaciones, y voy a centrarme en la huelga de padres y madres del próximo 18 de octubre.

Yo sí voy a la huelga. Y lo hago por que tengo plena conciencia de que el futuro de mis hijos ha sido brutalmente asesinado por un gobierno que lo único que hace es enfrentarnos con los docentes. Pero lo siento. Yo no me creo sus mentiras. Quizás, como en cualquier ámbito de la vida y sobre todo en el Congreso, hay vagos y gente apta para desarrollar su trabajo. A lo largo de este periodo de “recortes” he conocido y he entablado conversaciones con profesores, y si ya tenían por mi parte una gran admiración, ahora les debo un gran respeto y les brindo mi mano en su lucha. Porque sé que caminamos en la misma dirección, y porque sé que su trabajo y su dedicación instruirán la mente de mis hijos, y una buena educación es la base de un hombre libre.

Yo no lucho para que mis hijos vayan a la Universidad. Yo quiero que mis hijos sean felices, que puedan decidir qué hacer o a qué dedicarse en la vida. Y sobre todo, quiero que tengan la inteligencia para poder elegir libremente y con las mismas oportunidades que cualquier otra persona, por ello si deciden seguir con una carrera universitaria, perfecto. Pero lo que no quiero para ellos un fracaso escolar debido a las mermas y los obstáculos con los que la Escuela Pública está lidiando, mientras que los recursos económicos se centran en las concertadas y en las privadas.

Y esta reivindicación la hago con la cabeza bien alta, porque está demostrado que en España somos los pobres quienes asumimos el pago de impuestos mientras que otros los evaden. Y además tenemos que consentir que lo que es de todos, se lo lleven solo unos pocos.

Yo defiendo lo Público, la Escuela y la Educación, y por ese motivo señores, soy una madre antisistema y radical, pero muy consciente de la lucha que me ha tocado vivir para defender el futuro de mis hijos.

martes, 9 de octubre de 2012

La necesidad de que tomemos conciencia de la situación




De repente, la crisis o la desaceleración o como se quiera llamar ha hecho que la mayoría de ciudadanos se impliquen de forma, más o menos activa, en la política. Pero aún así, esa dedicación no es suficiente ya que el pueblo debe concienciarse de cual es su papel y su deber como ciudadano.

Y es que, pese a que la gente sale a la calle a protestar lo hacen quienes, de una forma u otra, han sido azotados por el latigazo de los recortes, y la desgracia es que ese vara cada día toca a más españoles.

¿Por qué hablo de concienciar? Porque muchos no entienden lo que significaba el Estado del Bienestar y los malos actos y la codicia rompieron con el valor social más importante de la historia.

El español incumple la ley en cualquiera de los eslabones de la jerarquía social. Lo hace el político y lo hace el ciudadano. Uno para enriquecerse y demostrar el poder absoluto que tiene sobre el pueblo, como si un monarca del régimen absolutista se tratara y su escaño fuese impuesto por imposición divina más que por el voto del pueblo. Aunque visto la influencia de la Iglesia en esta legislatura, esta asimilación no parece muy contradictoria.
Y para no ser menos, aunque a inferior escala también “mete la mano” el de abajo. Y aunque no critico al que lo hace por necesidad, si que me escandalizo cómo asumimos el fraude sin ni si quiera pensar que se trata de un acto fraudulento.

Siempre me he alarmado de esta concepción que tiene la mayoría de los ciudadanos de a pie de lo que significa la prestación del paro (cobrarla y al mismo tiempo trabajar sin contrato), la obligación de pagar impuestos (aunque esta evasión es más de grandes esferas que de pequeñas), de cobrar ayudas sin necesitarlas y un largo ect de acciones que son ILEGALES. Aunque la mayoría las utilice para su bienestar todo esto, además de la gran corrupción de nuestros políticos, a que de degenere todo lo que nuestros antepasados lucharon y lucharon por conseguir.

Y gracias a los actos fraudulentos, esos que algunos utilizan para cobrar dos sueldos o para beneficiarse de ayudas que no les corresponden la pobreza y el desamparo social recorren España entera como una epidemia mortal que deja agonizando a la clase media y da muerte a los que ya no tienen donde aferrarse.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Las igualdades de quienes nos hacen diferentes






Dedicado a Mariano Rajoy tras leer su artículo de opinión en el "Faro de Vigo" de 1983. Espero que los años hayan cambiando la imagen de esa perfección absurda que buscan.


Puedo ser insignificante ante tus ojos. Puedo no tener unas manos perfectas ni un cabello siempre en su sitio. Puede que mis ojos se ensombrezcan por el cansancio de esas horas de sueño que le robo a la noche para seguir tejiendo quimeras. Puede que mi tez sea más oscura, que a veces no sean mis palabras las más oportunas en algunas circunstancias.
Pero soy ciudadana de éste mundo y nací de la misma luz que lo hiciste tú. Y tengo el mismo derecho a vivir y a compartir la tierra. A soñar, a reír y a llorar. Porque mis lágrimas son igual de saladas que las tuyas, mi sangre brota igual de roja que la tuya cuando el puñal la hace brotar por las heridas. Y mi derecho, mi derecho a vivir en éste mundo que es de todos es tan legítimo como el tuyo.
Si, y aunque yo también creo en una raza superior, ésta incluye a los altos y a los bajos, a los delgados y los que no lo son tanto, a los rubios, a morenos y a castaños, a los que saben más como a los que saben menos. A esos que viven detrás, delante o encima de esas falsas fronteras que sólo vosotros imagináis para querer diferenciarnos. Yo creo en esa raza conjunta que es el ser humano, con sus defectos y sus virtudes. Solo que en esa raza existe el amor que vosotros perdisteis por el camino.


Aquí sus palabras:


IGUALDAD HUMANA Y MODELOS DE SOCIEDAD
Mariano Rajoy Brey
(Diputado de AP. no Parlamento galego)
Uno de los tópicos más en boga en el momento actual en que el modelo socialista ha sido votado mayoritariamente en nuestra patria es el que predica la igualdad humana. En nombre de la igualdad humana se aprueban cualesquiera normas y sobre las más diversas materias: incompatibilidades, fijación de horarios rígidos, impuestos –cada vez mayores y más progresivos- igualdad de retribuciones…En ellas no se atiende a criterios de eficacia, responsabilidad, capacidad, conocimientos, méritos, iniciativa o habilidad: sólo importa la igualdad. La igualdad humana es el salvoconducto que todo lo permite hacer; es el fin al que se subordinan todos los medios.
Recientemente, Luis Moure Mariño ha publicado un excelente libro sobre la igualdad humana que paradójicamente lleva por título “La desigualdad humana”. Y tal vez por ser un libro “desigual” y no sumarse al coro general, no ha tenido en lo que ahora llaman “medios intelectuales” el eco que merece. Creo que estamos ante uno de los libros más importantes que se han escrito en España en los últimos años. Constituye una prueba irrefutable de la falsedad de la afirmación de que todos los hombres son iguales, de las doctrinas basadas en la misma y por ende de las normas que son consecuencia de ellas.
Ya en épocas remotas –existen en este sentido textos del siglo VI antes de Jesucristo- se afirmaba como verdad indiscutible, que la estirpe determina al hombre, tanto en lo físico como en lo psíquico. Y estos conocimientos que el hombre tenía intuitivamente –era un hecho objetivo que los hijos de “buena estirpe”, superaban a los demás- han sido confirmados más adelante por la ciencia: desde que Mendel formulara sus famosas “Leyes” nadie pone ya en tela de juicio que el hombre es esencialmente desigual, no sólo desde el momento del nacimiento sino desde el propio de la fecundación. Cuando en la fecundación se funde el espermatozoide masculino y el óvulo femenino, cada uno de ellos aporta al huevo fecundado –punto de arranque de un nuevo ser humano- sus veinticuatro cromosomas que posteriormente, cuando se producen las biparticiones celulares, se dividen en forma matemática de suerte que las células hijas reciben exactamente los mismos cromosomas que tenía la madre: por cada par de cromosomas contenido en las células del cuerpo, uno solo pasará a la célula generatriz, el paterno o el materno, de ahí el mayor o menor parecido del hijo al padre o a la madre. El hombre, después, en cierta manera nace predestinado para lo que habrá de ser. La desigualdad natural del hombre viene escrita en el código genético, en donde se halla la raíz de todas las desigualdades humanas: en él se nos han transmitido todas nuestras condiciones, desde las físicas: salud, color de los ojos, pelo, corpulencia…hasta las llamadas psíquicas, como la inteligencia, predisposición para el arte, el estudio o los negocios. Y buena prueba de esa desigualdad originaria es que salvo el supuesto excepcional de los gemelos univitelinos, nunca ha habido dos personas iguales, ni siquiera dos seres que tuviesen la misma figura o la misma voz.
Esta búsqueda de la desigualdad, tiene múltiples manifestaciones: en la afirmación de la propia personalidad, en la forma de vestir, en el ansia de ganar –es ciertamente revelador en este sentido la referencia que Moure Mariño al afán del hombre por vencer en una Olimpiada, por batir marcas, récords…-, en la lucha por el poder, en la disputa por la obtención de premios, honores, condecoraciones, títulos nobiliarios desprovistos de cualquier contrapartida económica…Todo ello constituye demostración matemática de que el hombre no se conforma con su realidad, de que aspira a más, de que busca un mayor bienestar y además un mejor bien ser, de que, en definitiva, lucha por desigualarse.
Por eso, todos los modelos, desde el comunismo radical hasta el socialismo atenuado, que predican la igualdad de riquezas –porque como con tanta razón apunta Moure Mariño, la de inteligencia, carácter o la física no se pueden “Decretar” y establecen para ello normas como las más arriba citadas, cuya filosofía última, aunque se les quiera dar otro revestimento, es la de la imposición de la igualdad, son radicalmente contrarios a la esencia misma del hombre, a su ser peculiar, a su afán de superación y progreso y por ello, aunque se llamen asimismos “modelos progresistas” constituyen un claro atentado al progreso, porque contrarían y suprimen el natural instinto del hombre a desigualarse, que es el que ha enriquecido al mundo y elevado el nivel de vida de los pueblos, que la imposición de esa igualdad relajaría a cotas mínimas al privar a los más hábiles, a los más capaces, a los más emprendedores…de esa iniciativa más provechosa para todos que la igualdad en la miseria, que es la única que hasta la fecha de hoy han logrado imponer.
FARO DE VIGO, 4 de marzo de 1983


viernes, 7 de septiembre de 2012

La generación de los "cangrejos"



    Quizás sea el momento de ponerle nombre a esta nueva generación, y creo que con los acontecimientos que se están produciendo no es difícil nombrarla: "La generación de los cangrejos".
Es bochornoso como ha saltado a la palestra informativa la criminalización de la edil socialista Olvido Hormigos al ver cómo su vida sexual se ha extendido por la red como la pólvora, y los consiguientes insultos que le propagan cierta clase de la sociedad al son de puta y zorra.


   Y no resulta más que curioso ver cómo en un país donde tenemos grandes mausoleos destinados a la prostitución, donde acude el hombre a satisfacer sus necesidades sexuales, dónde muchos incluso hablan de santuarios donde "salvan sus matrimonios" ataque de esta manera feroz a una persona simple y llanamente por hacer uso de su sexualidad de la manera que mejor le venga en gana. Además, la sexualidad es algo necesario en el ser humano y no solo para su placer si no para la procreación de la especie tanto humana, como animal y vegetal.


   Sin duda, ésta generación de los "cangrejos" no solo vive situaciones retrógradas y machistas, si no que del mismo modo sufre recortes en educación, sanidad y en derechos humanos. Y por mucho que algunos se manifiesten, actúen y pataleen para que no se pierdan  esas mejoras en la calidad humana que hasta ahora mantenía la sociedad otros, sin embargo, dedican su tiempo a manifestar que el progreso todavía no ha llegado a sus mentes.


   Desde esta humilde persona que es la mía, mi apoyo a Olvido. No por su condición política si no por su  condición de Mujer y por levantar el veto al tabú del Sexo, sobre todo cuando se refiere a la mujer.

Un sueño que se quiebra por la subida de tasas





A quien corresponda:

Me presento, soy Inma Lara. Y como no sé muy bien cuál de mis obligaciones iría primero empiezo por la que le da más sentido a mi vida: Soy madre de tres niños, esposa, auxiliar de laboratorio y estudiante de Periodismo en la UMH.

Desde hace seis años, desde el PAU25 (pruebas de acceso para mayores de 25 años) me dedico en cuerpo y alma a todas mis responsabilidades compaginándolas con la inquietud de poder ser periodista. Ésta claro que a mis treinta y siete años y con mis cargas familiares, y la suma de crisis económica no vea materializado mi sueño de ser periodista. Pero yo me siento como tal, ya que en las redes sociales mi actividad es considerable intentando, en mi ilusorio y utópico mundo, denunciar todo aquello que considero injusto. Por lo que el no poder trabajar en un medio de comunicación se ve recompensado por mis artículos tanto en las redes sociales como en mi blog “Un mundo mejor es posible”.

Quizás vean excesiva esta introducción a mi persona. Una exposición larga y demasiado utópica. Asumo y acepto la posible percepción que puedan tener de mi, pero creo que es necesaria para entender el porqué de este escrito.

Bien, soy madre, trabajadora, ama de casa y estudiante. Muchas tareas para una persona quien necesariamente tiene que recurrir a la ayuda de la “abuela” para poder compaginarlo todo, porque echar mano del bolsillo sería un trabajo duro y sin expectativas… porque desgraciadamente, poco beneficio le vamos a sacar. Éstas condiciones de mi persona hacen que como estudiante no pueda seguir el ritmo de mis compañeros y terminar la carrera en su debido tiempo. Pese que ya terminé 5º, ahora quedan pendientes seis asignaturas para poder ser eso que llaman “Licenciada”.

Desde el inicio de esta apasionante carrera he tenido que recurrir a las convocatorias de junio, septiembre y diciembre. He tenido que utilizar el tiempo de descanso para rascar horas al día y en algunos casos, al tiempo que dedico a mi familia. Por lo que no soy una estudiante repetidora por falta de inteligencia o por desidia o por ineptitud sino por necesidad. Y todas estas circunstancias han hecho que en los cinco año de carrera solamente se me dotara de beca en dos años, con lo que los estudios han salido del bolsillo, pese a ser una familia con sueldos mileuristas y para más INRI, familia numerosa.

Durante estos años de licenciatura he tenido que sacrificar el tiempo, el dinero y en más de una ocasión hasta la salud. Pero ahora, con la subida de tasas mi constancia, mi quijotada (como dice mi padre) y hasta mi obstinación pueden verse demasiado afectadas con la desproporcionada subida de tasas.

Y es que, matriculándome solamente de tres asignaturas, si no son más, para el próximo curso, la matrícula asciende a más de 1.200 euros. Si, estamos hablando de tres asignaturas solamente, de que el importe duplica lo que incluso costaba un curso académico… Sin aliento me quedé.

Sin embargo, pese a la fuerza que me ha mantenido todos estos años tal cantidad de dinero casi es imposible en mi economía familiar. Este curso que empieza, tanto para los niños como para mi, ha sido de cambios y de reajustes para poder llegar a fin de mes. Hacer frente a ésta barbarie en la subida de tasas creo que discrimina mucho a las personas que como yo, luchamos día a día por conseguir una igualdad de oportunidades aún con la sabiduría de que la realidad nos muestra algo bien diferente.

Y para acabar decir que fuerzas no me faltan para cumplir con éste desafío que empezó hace seis años, espero que no sea el dinero quien se imponga entre mi sueño y yo.

lunes, 13 de agosto de 2012

Cuando la Nit de l'Albà se convirtió en la Noche del Alba






Dijo Mercedes Alonso: "Va ha haber una gran Palmera este año y ni la brillantez ni la espectacularidad se van a ver mermadas esa noche", según la primera edil, quien auguró algunas sorpresas. Y la sorpresa fue que nos dejó a todos sin la palmera de la Mare de Deu, que nos quedamos todos sentaditos en nuestras sillas, con el centro de Elche sin luz y con la sandía preparada para celebrar otra noche
 de fuegos artificiales. Pero esta vez, los ilicitanos se quedaron sin luz, apagados y decepcionados.

Sin embargo, en muchas terrazas dejó el 13 de Agosto de 2012 de oírse aromas ilicitanos para escuchar con contundida furia las palabras de “Mercedes dimisión”. Y es cierto que esta mujer se merece que la echen de Elche porque desde el primer día demostró su dictadura en el poder, y desde ese fatídico día los ilicitanos nos encontramos día a día viendo cómo se merman nuestros derechos, nuestra lengua valenciana, y ahora nuestras fiestas.

Sus promesas no fueron más que pan y circo para aquellos que vieron en ella un cambio. Pero lo que la gente no sabe es que el cambio no se obtiene en las urnas sino en la capacidad de comprensión del mundo que tenemos cada uno. Una conciencia que el más listo le nubla al más débil para que nunca se de cuenta del poder que mantiene.

Gracias Mercedes, por privarnos del único consuelo que teníamos estos días. De olvidarnos de la crisis mientras veíamos en el cielo las grandes palmeras, a la Mare de Deu, y mientras en nuestro pecho entonábamos los Aromas Ilicitanos.

Y siento que alguien pueda pensar que no es su culpa la tragedia de hoy, pero sí lo es. Cuando la arrogancia y el poder corrompen tanto a las personas que nos gobiernan, y recortan en algunos sitios para hinchar otros bolsillos sin el más mínimo pudor, y hablo de Alfonso Baños, a quienes tenemos que decirle (ya que nos invitó a opinar sobre la palmera de este año), que nos gusta nuestro Elche, pero sin gaviotas ni claveles que lo manchen.




domingo, 22 de julio de 2012

El derecho a la vida




La vida se engendra por si misma porque la naturaleza así nos condiciona para su propia supervivencia. Pero el ser humano, en su evolución y en su inteligencia, hizo que la especia humana: el hombre y la mujer decidieran su descendencia.

La ciencia ha permitido que la procreación sea predispuesta por los actores, un hombre y una mujer pueden decir cuándo y cómo tener a sus hijos: se crearon los anticonceptivos. Tan usados por unos y tan demonizados por los mismos que a través de sus acciones aumentan su capital. Sí, el Vaticano.

Después (o antes) llegaron las prácticas abortivas. Y como en todo, fueron las clases con más poder (económico y social) quienes hicieron uso de este sistema, pero a los más desfavorecidos les inculcaron el pecado y la desvergüenza.

Y ahora, en esta fase de desarrollo social que tenemos, una persona nos dice a las mujeres qué tenemos que hacer o cómo. Pero para evitar embarazos no deseados no conciencian a los jóvenes, no les educan en la responsabilidad del acto de amar. Sino que les venden preservativos a escondidas y más tarde toman decisiones sobre sus vidas.

Y después, cuando un feto malformado se gesta en el vientre de una mujer le obligan a que siga con su embarazo. Pero después, cuando nace un niño con un problema de salud, con una deficiencia psíquica o física lo abandona el sistema y la sociedad. No aceptamos a quienes son diferentes como nosotros, los excluimos. Apartamos a los enfermos de nuestra esfera social y les quitamos las ayudas a la dependencia. Y no les permitimos que participen en nuestras vidas. Porque esta sociedad está hecha para los perfectos y la carroña es apartada hacia un lado, donde no estorbe y donde no sea oída por el resto.

Eso sí, después acusamos a esas madres que deben decidir si continuar o no con esa vida que llevan dentro, sin importarnos su situación, ni si quiera si la vida que tiene que nacer lo va a hacer en un mundo adecuado a sus carencias. Aunque ahora ya... incluso le quitamos el poder decisión.

miércoles, 18 de julio de 2012

Funcionarios al declive, trabajadores en el fondo


   



   Hubo una vez un tiempo donde la figura del funcionario era sinónimo de estupidez. Fue en aquella época donde cualquier emprendedor alineado a la construcción y derivados se alzaba en los beneficios puros y duros, en una picaresca típica de la España del Lazarillo de Tormes.

   Una época donde cualquier persona con un mínimo de iniciativa montaba una empresa, evadía pagar impuestos y contrataba inmigrantes para ganar, ganar y ganar… A aquellos tiempos los envolvió una burbuja, la inmobiliaria llamaron después. Pero esa burbuja terminó en explosión y salpicó de lleno a todos los ciudadanos, que vieron cómo cada trocito de esa burbuja de jabón aniquilaba la vida de cualquier persona que se encontrara en la clase media y baja del país.

   Y entonces, como si de una vírica enfermedad se tratara fueron destruyendo el Estado del Bienestar con la idea de que radicar los logros sociales que tanto costaron conseguir era el único remedio para salir de una crisis originada por el fraude del dinero, por la especulación y por la élite que gobierna el mundo.

  Pero entonces, y para tener un río revuelto de peces y con más ganancias para los de siempre se atacó al colectivo más dependiente del Estado: los funcionarios.
Y como siempre entramos al trapo y en vez de cuestionar qué y quiénes perturban nuestra sociedad económica atacamos a los que están con nosotros y sufren al igual que nosotros esta desgraciada crisis.

   Culpar a un maestro de su sueldo, por estar muy por encima de los mileurista es admitir que el empleado privado ha sido incapaz de defender su salario y sus derechos laborales. Y sí, no todos tenemos las mismas oportunidades ni las mismas seguridades para defender el trabajo: miedo, necesidad, ambición… pero ¿Por qué atacar a nadie? Asume tu ineptitud. Y asume también que si dejamos a la deriva a los funcionarios, quienes han sido hasta ahora los únicos trabajadores a quienes se les han repetado sus derechos va a originar que los empleados privados nos vayamos a realizar una acción muy de moda estos días “Jodernos”.

   Sí, es un aviso eso de que les han quitado la paga extra y que se traduce en que a nosotros nos van a quitar hasta las bragas. Así que, deja de mirar al funcionario como el mal de la sociedad y hazlo como el reflejo de lo que debería ser nuestra vida laboral. Si ellos pierden nosotros lo haremos el doble.

martes, 10 de julio de 2012

La conquista minera




   Tengo un nudo en la garganta, y un orgullo que demostrar. Veo las calles de Madrid tomadas por hombres y mujeres que se hacen llamar: “los mineros del carbón”. Siento tal admiración hacia ellos, tal alegría de saber que hay gente tan comprometida y tan capaz de luchar por su propia vida, que me entran ganas de llorar de alegría.

   Llevo mucho tiempo relevándome contra esta crisis y siempre me encontraba con la mismas palabras en forma de escudo para muchos: “No podemos hacer nada, ¿qué vamos a hacer nosotros?” Sí, podemos hacer muchas cosas. Porque pese a que los que están arriba gozan de un poder “divino” somos nosotros quienes con nuestro voto los colocamos ahí, con lo que llamamos democracia representativa, pero ¿de quién?

   Siento la necesidad de abrazar a cada uno de estos mineros, que dijeron “¡basta!”, que se negaron a que les arrebataran su vida y sus sueños y sobre todo, se negaron a que les quitaran el trabajo que sustenta sus vidas y las de sus familiares.

    Siento un gran orgullo hacia estas personas que se han recorrido las carreteras en un acto de fe, pese a encontrar muchas piedras en el camino, muchos soles quemando su piel pero muchas lunas alimentando su lucha.
Como decía Nelson Mandela: “No es valiente aquel que no tiene miedo, si no quien sabe conquistarlo”

A estos hombres tiznados de negro que nos reveláis el valor del ser humano,

¡Enhorabuena! 

jueves, 5 de julio de 2012

El copago sanitario









  • Fin de las medicinas gratis para los jubilados.
    Se acaba la gratuidad de las medicinas para los jubilados. El Gobierno comienza a cobrar un 10% del valor de las recetas con un límite de entre 10 y 20 euros dependiendo de la renta. Los jubilados con pensiones bajas y medias no pagarán más de 10 euros mensuales. Si abonasen más de esta cantidad durante tres meses consecutivos tendrán derecho a solicitar el reembolso de la diferencia.
    Hasta el momento, el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS) reconocía la gratuidad de la atención médica y farmacéutica para las personas jubiladas. Las medicinas son gratuitas tanto para la persona beneficiaria como para los familiares que están a su cargo.
    En el caso de los jubilados procedentes de otros países de la UE, estos pueden recibir los mismos servicios y en las mismas condiciones que los jubilados españoles. Es decir, un pensionista europeo que visite España temporalmente y que cuente con la tarjeta sanitaria europea tampoco paga por las medicinas recetadas.

    Si cobras más de 22.000 euros, pagarás el 50% de los medicamentos.
    Si cobras hasta 22.000 euros anuales, pagarás el 40% del precio total de los medicamentos. Si ganas más abonarás el 50%. Las personas que cobren más de 100.000 euros anuales pagarán el 60% de las medicinas. Te afectará de la siguiente manera:
    - Menos de 22.000 euros: 40% del valor del medicamento.
    - A partir de 22.000 euros: 50% del valor del medicamento.
    - Más de 100.000 euros: 60& del valor del medicamento.
    En un primer momento el Ejecutivo planteó un nivel mínimo de 18.000 euros, pero poco después lo subió a 22.000.
    De esta forma el Gobierno pasa de un sistema de pago en función de la edad de cada persona a hacerlo dependiendo de sus ingresos. Se tendrá en cuenta la renta, pero no el patrimonio.
    Esta norma implica la implantación de nuevas tarjetas sanitarias que incluyan los datos tributarios de cada uno. De esta manera cuando el ciudadano acuda a la farmacia le cobrarán lo que corresponda según sus ingresos.
     
    Así funciona el copago
    Tú pagas una parte, el Estado otra. Así funciona el copago sanitario. Este método ya se empleaba en España en la compra de medicamentos recetados por el médico de cabecera. El paciente abona el 40%, el Sistema Nacional de Salud el 60%. Los pensionistas son los únicos que hasta ahora no tenían que pagar nada.
    La novedad es que a partir de ahora el porcentaje que tendrás que pagar, en la mayoría de los casos, será mayor. Otra de las novedades es la posibilidad de que los parados que han agotado su prestación por desempleo, reciban las medicinas de forma completamente gratuita.
    Por otra parte, las personas mayores de 26 años que nunca han trabajado también tendrán derecho a ser atendidos por la medicina pública y recibir recetas. En el sistema anterior, tenían que ser beneficiarios de otras personas, por ejemplo, sus padres.

    ¿Y si mi receta no cuenta con un código?
    El copago sanitario ha entrado en vigor el 1 de julio de 2012. Las recetas médicas emitidas antes de esta fecha no cuentan con ningún código que refleja la renta del ciudadano. En estos casos, el farmacéutico podrá saber qué porcentaje tienes que pagar gracias a un sistema informático llamado IPAF. Para evitar problemas, lleva siempre tu DNI a la farmacia. En algunos casos con la tarjeta sanitaria puede no ser suficiente.

    Si sufres una enfermedad crónica pagarás como máximo el 10%.
    Una cosa que debes tener en cuenta es que las personas que sufren enfermedades crónicas pagan por sus recetas en función de su situación personal. Si eres jubilado y recibes una pensión no contributiva no pagarás nada por estos medicamentos. Si eres jubilado, recibes otro tipo de pensión pero necesitas un medicamento incluido en el grupo ATC (enfermedades crónicas) pagarás un máximo del 10%. Este porcentaje es el mismo que pagan los trabajadores que sufren una enfermedad de este tipo.
    Dependiendo de tu renta el límite que pagarás por estas medicinas será de entre 8 y 60 euros al mes. Si pagas más en la farmacia, el Sistema Nacional de Salud te reintegrará la diferencia en la cuenta donde tienes domiciliada la pensión. No tienes que hacer nada. Tus datos y tus recetas serán revisadas al final de cada mes.
    Si quieres estar tranquilo, consulta tu cuenta con periodicidad para comprobar que te han ingresado el dinero que has pagado de más. Si ha habido algún error, presenta una reclamación en las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social o en la Consejería de Sanidad de tu comunidad autónoma.
     
    El copago en Cataluña: recetas a un euro.
    Cataluña ha sido la primera comunidad autónoma en modificar su copago sanitario. Desde el 1 de junio de 2012 las recetas de los médicos de esta autonomía cuestan 1 euro. Esta medida afectará a los residentes en territorio catalán como a los que sólo están de paso.
    La única excepción son los medicamentos con un precio inferior a 1,67 euros. En este caso la prescripción será gratuita.
     
    Hasta 425 medicamentos dejarán de tener financiación pública.
    El Gobierno y las Comunidades Autónomas han aprobado un listado de 425 medicamentos que dejarán de estar financiados por el Estado. De esta forma, si el médico te receta alguna de estas medicinas, no podrás beneficiarte de un descuento. Tendrás que pagar el valor íntegro de su valor. El listado está sujeto a modificaciones periódicas y podría ampliarse hasta añadir medicamentos que afecten a tratamientos que por ahora no se han incluidos.

    El 86% de los médicos de atención primaria, a favor.
    El copago sanitario se plantea con un doble objetivo. Por una parte para frenar el gasto público y sanear las cuentas del Sistema Nacional de Salud. El Gobierno aspira a conseguir un ahorro de más de 3.000 millones de euros. También se busca reducir las visitas innecesarias al médico y el coste que suponen al Estado.
    Una encuesta llevada a cabo por la Sociedad Española de Médicos de la Atención Primaria revela que el 86% de estos facultativos se muestra a favor de instaurar “alguna forma de copago”. Opinan que es necesario para reducir las consultas no necesarias y para contribuir a la financiación del Sistema Nacional de Salud.
    El 47% opina que lo mejor es cobrar por cada consulta, el 33% por cada visita innecesaria al médico.

    Un debate que lleva tiempo en el aire.
    La implantación del copago sanitario en España lleva varios meses en el aire. Jesús Terciado, vicepresidente de la CEOE, se mostró a favor de esta fórmula en una entrevista en RNE en octubre de 2011.
    "Hay personas que se pueden permitir pagar estos servicios", declaró el empresario. Después hizo mención expresa a "trabajadores, empresarios y pensionistas". El sistema de copago que proponía el empresario se ajustara a la renta de cada persona. Todo el mundo tendría que pagar, pero siempre en función de sus ingresos.












    Fuente: http://practicopedia.lainformacion.com/
  • miércoles, 27 de junio de 2012

    Soy minero de esta sociedad




         Los mineros se han hecho escuchar. Ya todo el mundo habla de ese grupo de trabajadores y a todos  llega la fotografía: Hombres de cara tiznada, con su casco-linterna y su mono azul y mujeres con el puño en alto acompañando a sus maridos. Y esta imagen la tenemos siempre en movimiento. Ahora los mineros están fuera de sus minas mientras caminan y reivindican su lugar en la sociedad.

       Y mientras, el resto los mira y habla y cuestiona su lucha. Y en esos comentarios que todos hacen (o hacemos) se pone en duda la rentabilidad del carbón español, de las energías renovables, de las nucleares... Y no se cae en la cuenta de que no se trata de una simple operación matemática de las que el neoliberalismo ha metido en las cabezas de todos los ciudadanos: "Si compro por uno vendo por diez, he ganado nueve". Dicen los que buscan el beneficio por el beneficio en las empresas.

        La crisis especulativa que vivimos a nivel mundial ha permitido crear una sociedad muy fraccionada: Muy ricos contra muy pobres ya que la escisión entre clases sociales ya está demasiado marcada. Y es que, los ricos, cada vez más ricos y poderosos, han construido un mundo donde los pobres, cada vez más pobres, sucumben a ellos y entonces, el todopoderoso, somete la vida del obrero sin importarle que trabaje más de las ocho horas marcadas por la ley, ni que sea por un mínimo sueldo irrisorio, porque todo vale con la condición de que el empleado sea un simple número que aumente la plusvalía de sus activos.

         Sin embargo, los mineros representan la ficha en la destrucción del tejido social y humano que ahora acontece. Y con sus reivindicaciones consiguen que el resto de ciudadanos sean consciente del agravio que se origina que tal demolición. Porque la sociedad es el conjunto de acciones, cooperaciones e infraestructuras entre sus diferentes piezas: ciudadanos, políticos, empresarios, empresas, servicios, ect... Si esta cadena se rompe no funciona nada. Un pueblo debe actuar por sí mismo y crear trabajo que genere la convivencia entre todos sus nexos con el fin de que todos puedan convivir de una manera justa y ordenada. Aunque ahora, el modelo que funciona es el de mucho para uno y poco para muchos.

           La minería puede no ser rentable en estos momentos, pero en esta coyuntura que ha llevado a la crisis es necesario que se replantee ¿qué es lo que debe prevalecer? Debe primar la coherencia de crear trabajo, de que todos los miembros de una comunidad puedan participar, sentirse útiles, beneficiarse de la colectividad que somos todos, asistirse los unos a los otros. En otras palabras: Crear la base de una sólida sociedad. Pero ajeno a las necesidades del pueblo el gobierno "rescata" a los bancos e indulta a corruptos, favorece al rico y desprestigia al pobre. Y no hace nada para mantener el flujo económico de otros sectores, ni se molesta en invertir en I+D+i y alimentar el ciclo del núcleo urbano donde el hombre desarrolla su vida.

          Un trabajo no es un salario mileurista es el progreso que va encadenado a una serie de elementos que permite que la vida de la urbe o del pueblo tenga subsistencia y prosperidad. De nosotros depende que esos mil euros rueden en  la cadena de la bonanza de nuestra patria y ayude al panadero, al carnicero, al farmacéutico... El resultado de la operación "compro por uno y vendo por diez" no debería predominar más que la lucha de los mineros (y cualquier otro oficio) por nutrir la identidad que nos caracteriza como humanidad.

    miércoles, 20 de junio de 2012

    El final de curso

          


         Se acaba el curso. Un año más llegan las vacaciones de verano, mientras decenas de niños planean en el patio cómo será el verano, qué nuevos compañeros de juego encontrarán, dónde viajarán con sus padres y planear además cómo no olvidarse de los mejores amigos.

        Acaba un curso lleno de conflictos provocados por unas situaciones verdaderamente alarmantes. Aún no sabemos cuántos niños nos reubicarán al comienzo de curso, cuántos profesores tendrán nuestros hijos, cómo será el nuevo curso escolar. Pero los niños están ajenos a todos estos problemas. Los niños y muchos padres que no han querido ni ver ni oir, como si la cosa no fuera con ellos. Y es cierto, no va con ellos sino con sus hijos.

       De este curso me llevo muchas decepciones, y no solo por el Gobierno Central y las Autonomías. Ya que muchos ya sabíamos cuales serían los planes para el ciudadano de a pie. Ni tampoco decepciones por la patronal, que lejos de asumir su responsabilidad como empresarios se afianza en la ley del más poderoso sin percibir que la unión de todos es la base de la fuerza. Estoy decepcinada con mi pueblo y cansada de verlos día a día tan impasibles, con la mirada perdida en otros pensamientos.Ajenos a lo que  se cuece en los despachos de nuestros gobernantes y entretenidos con cortinas de humo y técnicas de control a las que bien sucumben.

       Algunos dicen que se respete su posición, sus pensamientos o sus ideas. Pero no se dan cuenta de que nos han separado por completo, que sus justificaciones no tienen valor ni están sustentas por ningún razonamiento convincente. ¿Cómo respetar el miedo, o la inoperancia, o el desequilibrio y la ilógica? No sería racional apoyar estas decisiones. Nadie se ha parado a pensar en la sociedad individualista y deshumanizada en la que nos han convertido. Somos capaces de criticar la falta de una extraescolar antes que posicionarnos ante el desmantelamiento de la educación y la sanidad. Porque nos han convertido en seres capaces de fingir y cuestionar un tipo de vida que tomar las riendas de la nuestra. Y yo no estoy dispuesta a dejarles este legado de "sumisión" a mis hijos.

        Pero pese a esta desilusión de aquellos a quienes sí respeto, pero no acepto sus decisiones, vuelvo a exigir a la ciudadanía esa fuerza necesaria para poner el motor en marcha, porque hay un refrán que dice que es más fácil engañar a la gente que convencerles de que les han engañado, ¿y tú, en qué lugar te encuentras?

    domingo, 10 de junio de 2012

    Fuerza de mujer







    Desde el 15 de junio hasta el 1 de julio podrá verse la obra "fuerza de mujer" realizada por la artísta Carmen Alarcón en la sala Lonja Medieval, en Plaça de Baix Elche




    La mujer, el arte y la sociedad. Una combinación que durante siglos se ha mantenido en silencio, oculta en los rincones de la esfera social y doméstica. Y donde el protagonismo se atribuía a lo masculino.

    La belleza, el corazón y el sentimiento. Unos términos asociados a la mujer, al símbolo de lo femenino. Un poder escondido, pero quien conoce al débil sexo sabe de su fuerza interior, del gran amarre de las sensaciones que sólo ellas saben transmitir en la ingrávida del tiempo.

    Tengo una clara imagen de Carmen Alarcón: sus manos. Siempre manchadas con restos de pintura, de escayola... de arte a fin de cuentas. Pero lo más llamativo de esta mujer es la evolución de su carrera profesional desde el primer instante en que la artista se funde con la persona.

    Su obra evoluciona al mismo tiempo que lo hace ella en lo personal. Sus cuadros y sus esculturas plasman la realidad que escapa al resto de los mortales, porque en el talle de sus esculturas yace la mujer como símbolo de creación: de nacimiento y de muerte, de eclosión y de envejecimiento, de luces y sombras. Son marcas que deja el paso de la evolución propia.

    No es fácil adentrarse en el alma de quien moldea el barro y lo transforma en iconos femeninos. Q
    uien talla en la madera sus propias heridas. De quien dibuja bocetos que arañan sus propias debilidades o traza con el carbón sus fortalezas. Una obra que describe en cada talle o en cada pincelada las virtudes y los defectos de la propia autora. Por lo tanto, la indagación de su interior nos ofrece en esta exposición la empatía necesaria de toda mujer en el arduo camino de serlo.  

    jueves, 31 de mayo de 2012

    Carta de una madre a otra: ¡Necesito tu ayuda!



    Estimada madre:

    Tú y yo tenemos muchas cosas en común. Pero la más importante es que las dos aprendemos a ser madres día a día, momento a momento, segundo a segundo. Desde el primer instante que cogimos en brazos a nuestro bebe aceptamos la responsabilidad que nos marcaba la vida. Y así lo demostramos en el día a día. Porque de ellos hemos aprendido muchas cosas: que no hay tiempos programados si no imprevistos superados. Que no existe diablura que no se olvide con sus sonrisas. Que es tanto y tanto el cariño recibido que no nos damos cuenta del amor fundido que dejamos en los abrazos.

    Nos hemos conocido en la panadería comprando el pan para los bocadillos. Hemos intercambiado experiencias y nos hemos dejado aconsejar la una a la otra. Y todo gracias a ellos. Porque sin ellos, nuestros hijos, no nos hubiéramos parado en el parque y nos habríamos conocido. No hubieras entrado a mi casa a no ser por la amistad de nuestras hijas. Y sin quererlo hemos forjado nuevas amistades que se presentan duraderas. Pero de lo que todavía no te has dado cuenta es de que la responsabilidad también nos debe unir en la lucha por su futuro.

    Se que vas liada, siempre corriendo para llegar aquí y allí. Pero detente un minuto y piensa en lo que está pasando. ¿Acaso no merece un minuto de tiempo el porvenir de tus  hijos?¿No te importa qué educación van a recibir a partir de ahora? Sabes que somos capaces de dárselo todo, de comprarles cuántas colecciones de nuevas modas salen al mercado, de esas zapatillas que están de moda ¿y por qué no darle ahora pegatinas en forma de herramientas para que luche y defienda su futuro o de comprometerlos en la moda de defender sus derechos?

                Si te alegras por sus buenas notas,  o si te preocupas por su deficiente atención ¿Por qué no informarte de lo que el próximo curso va a sucederle en las aulas? Y ayudar a quienes día a día también se preocupan por ellos. No sigas justificando tu inoperancia en excusas y rencores hacia los profesores. Ellos luchan el día a día igual que tú, con la diferencia que la mercancía de su trabajo es tu hijo, y el objetivo es que tu niñ@ tenga la suficiente educación para poder definir su vida sin que nadie se la dirija. Vamos, que no sea un borrego dirigido por el pastor, si no un ciudadano con voz y voto.

                Decirte además, querida madre, que necesitamos tu ayuda. Porque esto se hunde. Que la información que nos llega es abrumadora, que el futuro es muy incierto, y que tu coraje como madre es necesario ahora más que nunca. Recuerda tu infancia, recuerda tus logros, piensa en la lucha de tus padres, la que ahora debes dirigir hacia los tuyos. No nos dejes solos a quienes queremos parar estas injusticias creadas por insensibles y déspotas. Porque entre tú, tú y y tú, entre las mujeres luchadoras que todas llevamos dentro está el que nuestros hijos tengan las mismas oportunidades en la vida. 
      
                 Es el momento de demostrarles cuánto amor sentimos por ellos y enseñarles los valores de la vida para que su futuro no les robe la sonrisa del ahora. Gracias.


    martes, 29 de mayo de 2012

    El declive comenzó justo en este punto...


    Los padres y madres del Ceip Clara Campoamor nos enteramos que el colegio donde estudian nuestros hijos aumentará la ratio el próximocurso en 28 niños por clase, y con la desfachatez de hacerlo por twiter (quizás nos merezcamos otra cosa). Rumores confirmados que nos vienen como jarros de agua fría a quienes intentando concienciar a los padres vimos frustrado nuestro deseo de que el colegio, que goza de una gran calidad educativa, no comenzara el declive.
    Pero lo más triste es ver cómo muchos han hecho oídos sordos ante las clemencias de quienes veíamos venir este derrumbe de la Escuela Pública. Y éstos mismos, a quienes van dedicadas hoy mis palabras (que no son ni el Ministro de Educación del país, ni la Consellera de la Comunidad) decirles que no es solamente esto sino que además muchos niños están sufriendo la falta de bajas no sustituidas con la consecuente falta de atención hacia sus hijos.
    Y el año que viene, muchas se quejarán de que los niños no están recibiendo la educación que se merecen, y muchos ni si quiera podrán complementarla ni desde casa ni desde ninguna academia porque la economía no permite “estos lujos”. Y así, con este desmantelamiento de la educación “otros” tendrán mejores oportunidades… como bien dice una amiga que “nunca hay un agraciado sin un desgraciado” y que por desdicha aquí está nuestro cole, para dar ejemplo.
    Gracias una vez más a todos esos padres que dijeron que “ellos estudiaron en clases de 40 y que no pasaba nada” y no movieron un dedo para evitarlo. Porque ahora los que pensamos que sí pasará nos encomendamos a ellos.

    miércoles, 23 de mayo de 2012

    ¡Y seremos 28!



    Si fue el pueblo quien eligió a sus representantes políticos quizás, los que "creen" que nos representan nos ningunean porque su estatus fue la consecuencia de nuestro voto. Y quizás, por esa razón, las quejas y las reclamaciones no son oídas, ya que es su voluntad frente a la nuestra.

    Hace unos días leí una noticia donde las mentiras del sr. McEvoy, concejal de Educación en Elche, manifestaba el hecho de que no se iba a aumentar la ratio en los colegios ilicitanos. Pero matizaba que en la zona de Altabix faltaban 29 niños por escolarizar, aunque no hablaba de los que han solicitado colegios para otros cursos superiores. Y se da la casualidad que el Ceip Clara Campoamor es uno de los más solicitados, por otros colegios que están administrativamente funcionando pero no tienen ubicación física, y de colegios privados cuyos padres en época de vacas gordas desprestigiaron la enseñanza pública y que ahora la falta de recursos les obliga a cambiar de pensamiento.

    Bien, muchos nos manifestamos en contra de tal aumento. Pero por lo visto, en las altas esferas no están tan contentos con nosotros. Ya que es culpa de la comunidad de integrantes del Clara Campoamor el que se hiciera un colegio mínimo que no cubría las necesidades de la zona. Como también es culpa nuestra que en el barrio, los nuevos ricos optaran para sus hijos por la privada, y después por nuestro colegio... Y claro, ¿quién sale perdiendo en todo esto? Pues los que siempre hemos defendido la Pública.

    Supongo que como ésto que cuento no va con muchas madres del colegio que pongo de referencia, pues como que no importa que entren 30 niños en las clases, -que ni si quiera tienen un mínimo de seguridad de superficie en lo que a espacio por niño se refiere-. Que tampoco importa que al profesor se le aumenten los alumnos por clase, porque como bien dice nuestro ministro Wert: "quien no se paga la eduación es por que no quiere". Y así, los niños de bien en colegios públicos (esos que nos miraban por encima del hombro y que les dabamos sarna los públicos..) podrán recibir la cultura en las aulas, y si necesitan más, pues que el papá se la pague en extraescolares. Los demás, nos comeremos los mocos y, bajo nuestra cultura y educación, haremos lo posible para educar a nuestros hijos, pero en casa.

    Aunque lo más triste, es que muchos padres de este colegio se queden igual que estaban, como si la cosa no fuese con ellos, o aunque quizás piensen que esta gente "nueva" podrá ayudarles a implantar medidas de coles privados en el nuestro, como es el tema del uniforme.

    Quizás muchos piensen que es injusto que haya niños que se queden sin matricular, pero en esa misma balanza muchos afectados pensamos que es muy, muy injusta que se nos masifique el colegio, única y exclusivamente porque esté de moda, y que sea el único colegio de Elche con esa medida. Porque creo que es también injusto que nuestros hijos vayan mermando su calidad educativa solo porque por güevos nos impongan ese decreto.

    Y terminando con las "amenazas" de los de arriba sabremos si en el curso próximo habrá más de 28 niños por clase y en todos los cursos. Pues si así es, que sepan los ciudadanos como se la juegan estos políticos. Y los padres resignados con esas medidas esperaremos que los niños de más estatura se sienten en las últimas filas de la clase y que Dios les conserve la vista, ¡porque para pagar gafas estamos!

    martes, 22 de mayo de 2012

    ¡Gracias!




    Decir que estoy orgullosa es poco. Me siento muy, muy pero que muy digna de que los profesores que educan y enseñan a mis hijos en la Escuela Pública hayan secundado masivamente esta reivindicación, y de que muchos padres decidieran apoyarla tambien no llevando a sus hijos a clase.
    Es cierto que tenemos un futuro muy negro. Demasiado oscuro, y como madre me surgen muchas preguntas acerca de qué es lo que podré ofrecerles a mis hijos el dia de mañana. Porque no es solo la Educación lo que está en juego, es la Sanidad Pública, es poder mantener tu puesto de trabajo y seguir afrontando los gastos básicos a fin de mes. Es seguir siendo contable sin serlo para que a tus hijos no les falte una mesa donde comer cada día. Y es seguir manteniendo la sonrisa pese a que el panorama se muestre muy oscuro.

    Pero hoy, sé que mis hijos tienen como ejemplo a sus maestros y sé que la frase de “Profe, yo también te apoyo” que han lucido en sus camisetas tiene más sentido que nunca, más razón de existir.

    Hoy me siento digna de pertenecer a la comunidad en la que vivo, porque mis amigas de la “escuela”, mis vecinas y hasta mi madre hemos aportado nuestro pequeño granito arena. Y hoy la frase de “no vamos ha conseguir nada” ha quedado relegada por la de “¡juntos podemos!".

    Daros con este escrito las gracias a todos. Porque como dice el refrán: “Si una puerta se cierra, se abre una ventana”. Y hoy hemos abierto los ojos de muchos hermanos.

    jueves, 17 de mayo de 2012

    A mis queridos profesores que no hicieron huelga




    Llegó el momento de la huelga intermitente de la Comunidad Valenciana. Y muchos hemos estado expectantes, ansiosos de que la llamada de la reivindicación por parte de la comunidad educativa se convirtiese en un movimiento capaz de anular todos los recortes que se están aplicando y se aplicarán.
    Y decidida, y aportando mi pequeño granito, decidimos en casa apoyarla y los niños no fueron al colegio.
    La expectación dio paso a la decepción. En los medios de comunicación apenas se hizo ruido, pero esa decepción se vio más significativa cuando los datos de los docentes que no habían hecho la huelga superaba con creces a los que, con paso firme y decidido la hicieron y se marcharon a Valencia para hacer oír sus quejas.
    No soy funcionaria pero si defiendo a los trabajadores del Estado es por varias razones, entre ellas la más importante y que espero que haga reconsiderar al “esquirol” para la próxima semana.
    El tema laboral en el ámbito privado es muy precario, coaccionado por el miedo de los empresarios hacia sus empleados quienes día a día ven mermados sus derechos, hasta el punto que la palabra “derechos” se desdibuja de la política empresarial para subrayar la palabra DEBERES. Cada uno, a nuestra manera, en nuestras pequeñas aportaciones luchamos contra ellos, a veces imposible salvar nada.
    Sin embargo, es el trabajador del Estado quien mantiene unas condiciones laborables acordes con la ley, donde no importa si eres hombre o mujer, ni si eres blanco, azul o negro porque si te has convertido en funcionario es porque has superado unas pruebas que te acreditan para el puesto que cubres. Si ahora no eres capaz de luchar por tus derechos, dejas a los trabajadores tirados por el suelo. Si quienes tenéis la oportunidad de conseguir las cosas ponéis precio a vuestros derechos no participando en las reivindicaciones excusados en el dinero… El país, el mundo obrero, caerá rodando hacia los pies de quien tanto empeño tiene en aumentar las desigualdades.
    Siento dejarte esta responsabilidad, pero me la debes. Me la debes porque SIEMPRE te hemos apoyado, porque eres parte de mi comunidad y porque con tu esfuerzo y con el mío, podremos conseguirlo, que nadie te diga lo contrario. ¿Y ahora, vas a volver replantearte la huelga del próximo martes 22?

    domingo, 29 de abril de 2012

    Mi defensa a la Escuela Pública de Calidad


    Hace unos días una noticia afirmaba la repulsa de un colectivo significativo de padres en contra de la huelga intermitente de los docentes para el mes de mayo. Pero no voy a entrar en analizar algo en lo que estoy en contra ni lo que mi raciocinio no logra entender. Estas letras llevan otra dirección.
    Como madre de tres niños en edad escolar apoyo la lucha de los profesores. Tanto en defender una Escuela Pública de Calidad como en el sentido de sus derechos laborales y personales. Yo misma, el pasado 29 de Marzo, hice lo mismo.
    ¿Quiénes somos los padres para exigirles a un colectivo o a una sola persona el que no realicen esa huelga? ¿Quiénes somos nosotros o en calidad de qué para coaccionar el derecho constitucional de defender unos derechos adquiridos y ahora usurpados sin reparo? NADIE.
    Puedo estar de acuerdo o no en las acciones, en las fechas, en la forma, en el contenido pero no puedo reprocharles nada, y mucho menos incitarles a que no hagan esa huelga.
    Y decir también, que me entristece mucho que los padres, ansiosos de tener a sus hijos encerrados en los colegios incluso más horas de las que ellos mismos realizan en sus trabajos no se den cuenta de la valía de las personas que cada día intentan, a través del conocimiento que sus hijos, nuestro futuro, tengan la suficiente capacidad de juicio para defenderse en la vida.
    Ahora, parece que muchos son ajenos a lo que está ocurriendo. El día de mañana llorarán por haber mirado hacia otro lado.
    Desde aquí, mi gran apoyo a toda la comunidad educativa, que no decaiga vuestra lucha ni vuestro ánimo. Muchos os apoyamos y admiramos.

    sábado, 21 de abril de 2012

    Soy una de esas repetidoras

      Estaba a punto de cumplir los 30. Y todos hablaban de no sé qué crisis de la tercera década. Pero pensé que para mí pasaría desapercibida. Aunque no fue así. Recuerdo hasta el trayecto donde miles de pensamientos y dudas comenzaron a revolotear por mi cabeza. Tenía un bebé de 5 meses llamado Anabel, un trabajo, una vida casi estable pero no pude, en su momento, acceder a estudios universitarios. Entonces ocurrió, decidí estudiar y me apunté a un curso para hacer las pruebas de acceso para mayores de 25 años.

      ¿Qué estudiar? Pasé la prueba, y durante ese año nació Kike, mi segundo hijo, y postergué un año la entrada a la facultad. Y ocurrió el siguiente año, decidí estudiar Periodismo. Fue difícil la combinación familia, estudios, trabajo pero una experiencia muy gratificante. Conocí a gente nueve, gente que hoy por hoy son grandes amigos. Aprendí muchas cosas, sobre el periodismo, sobre la amistad, sobre la vida, sobre las nuevas tecnologías… Pero como comprenderéis, mi ritmo académico iba dejando alguna que otra asignatura pendiente para el año siguiente.

        Y el destino quiso que Andrea, mi tercera hija, naciese cuando estaba casi acabando la carrera. Ahora, mis quehaceres familiares, mi trabajo, mi carrera e incluso mi activismo por luchar por una vida mejor en el futuro de mis hijos hace que las seis asignaturas que me quedan sean una gran cuesta, que pienso subir, por supuesto!!

       Lo que quiero decir es que, los nuevos recortes y la nueva política que quiere llevar el gobierno y pagar seis veces más por el crédito a los repetidores puede hacer que yo no pueda ni si quiera acceder el año que viene. Yo tengo asignaturas pendientes porque mi vida no me permite ir al día como cualquier otro alumno. Ahora, desgraciadamente tampoco voy a tener las mismas oportunidades que ellos.

    lunes, 5 de marzo de 2012

    Si en su lugar...

    La lectura del post escrito por Edudardo Punset, titulado "Si en su lugar..."
    refleja, cual injustos somos en esta vida. El escritor ridiculiza a cada una de las personas que según él, y su brillante creatividad, podría llevar una pancarta exponiendo sus desgracias, a raíz de la escrita por una funcionaria y que dictaba "Soy funcionaria, no voluntaria". Su imaginación dió lugar a otras pancartas, que no vienen al caso. ¿No se le ocurrió pensar a Punset escribir la suya? Decir algo así como "Soy Punset, me gané una reputación y un buen bolsillo, y después tuve la imperiosa necesidad de burlarme de mis conciudadanos". En España, somos así. Capaces de sacar una u otra vara de medir, según qué circunstancias. Yo no soy ni docente ni funcionaria. Soy una trabajadora de la privada, soy mujer, soy madre de tres niños, soy esposa, y también soy estudiante de periodismo... Y en todas esas facetas veo como mi vida se hace cada día más cuesta arriba por la crisis, más cuesta arriba por no poder conciliar la vida laboral con la profesional, más cuesta arriba porque mi tiempo libre, doméstico y familiar ya es incompatible con el académico. Pero aún así, quiero luchar y mantener unos derechos por los que mis progenitores lucharon día y noche. Por algo, que desgraciadamente, mis hijos no llegarán a conocer: una buena educación, un futuro laboral y social y unos valores consolidados gracias al compromiso de sus padres de que así sea (aunque cada día se haga más difícil en la sociedad en la que viven). Me parece ridículo, que una persona como el sr. Punset ridiculice a funcionarios, a carniceros o a pequeños empresarios. Y que "les empuje" a ayudar frente a esta crisis y seguir apoyando los hurtos que las grandes esferas efectúan sin el menor reparo contra la ciudadanía. Sr. Eduardo Punset, limpie ahora su honor criticándo y actuando frente a quienes son responsables de esta barbarie. Y deje a los funcionarios y al resto de la sociedad. Que nosotros no somos más que simples marionetas de los de arriba. Pero, que si el pueblo consigue unirse, recobraremos vida como Pinocho. Eso sí, sin mentiras ni infamias.