miércoles, 20 de marzo de 2013

17 de septiembre de 1986



17 de septiembre de 1986. Mi madre, junto con otras vecinas de la zona y afectadas por la decisión del Consejo Municipal Escolar, que obligaba a los niños  de una zona de Elche al traslado a otro colegio ubicado en una zona mucho más alejada del domicilio de los alumnos. Entre otras muchas reivindicaciones aquellos días, también se trataba de posicionarse ante la falta de docentes en el nuevo colegio dónde yo terminaría mis estudios de EGB, el Ceip Ausias March. Y en esa foto amarillenta, está ella, y yo. Un recorte de periódico que ha avivado la idea de seguir peleando por lo que uno cree.

Siempre he aprendido de ellos, de mis padres. he aprendido a ser honesta, a trabajar y ganarme el pan (como decían mis abuelos), a luchar por lo que uno cree. Creo que aquella accion de aquellas mujeres siempre me dejó una huella, una dulce huella que el mantra que utilizo cuando el desánimo se apodera de mi.

Y desgraciadamente, mis hijos han tenido que vivir, casi veinticinco años después las mismas dificultades que nosotros: La deficiencia de un sistema educativo, sin un centro donde estudiar y tener que errar de unas aulas en unos locales comerciales, a colegios que no nos pertenecían hasta llegar a un colegio que un año más tarde se quedó, literalmente, sin patio.

De aquella lucha que aún recuerdo, aquellas grandes mujeres consiguieron que sus hijos tuvieran un autobús durante tres años, que nos recogía desde la Plaza Barcelona y nos llevaba hasta el barrio de Casablanca, y después nos devolvía a casa.

Luego fue el instituto, y luego los vaivenes de la vida que te hacen decidir qué camino seguir.

Y por ello, esa educación a la que estuve expuesta. Esos días cargados de tensión, de necesidad e impotencia cundo yo apenas tenía once años, aquella semilla ha germinado y ha dado fruto al árbol que soy, y entre mis ramas, mis hijos, ya hay una historia vivida que nos guía para seguir luchando por lo que creemos que es justo: Una educación de calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada